top of page
Banners Campaña 1 OK_AFICIÓNZAC 704x90 px.png
  • Foto del escritorAficionzac

Cofepris cancela Redotex por riesgos a la salud; exhiben red que permitió venta en el mercado

El titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Alejandro Svarch Pérez, dio a conocer la cancelación de un medicamento usado para bajar de peso, Redotex, debido a sus efectos adversos a la salud.

En conferencia de prensa matutina con el presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que este producto mantiene a la persona en un estado disociativo con un metabolismo peligrosamente alterado.

“Somete al cuerpo a un estrago de estrés caracterizado por mantener un metabolismo intensamente acelerado que se percibe con elevación de la temperatura corporal, hipertensión arterial, sudoración, diarrea, boca seca e insomnio”, explicó.

El titular de Cofepris detalló cada una de las sustancias que conforman la elaboración de Redotex.

D-Norpseudoefedrina: Anfetamina que suprime el apetito. Su consumo aumenta el riesgo de sangrado cerebral, daño cardíaco, alteraciones psiquiátricas postparto, exacerbación del glaucoma, retención urinaria, insomnio, mareo y nerviosismo.

La seudoefedrina, el principal ingrediente de este cóctel, está prohibida en nuestro país desde 2008 debido a sus efectos a la salud. Ante ello, el fabricante diseñó un método químico para enmascarar la seudoefedrina y así seguir utilizándola bajo el nombre de D-Norpseudoefedrina”, puntualizó.

Triyodotironina: Es una hormona natural, pero su mal uso puede causar disfunción de la tiroides, arritmias cardíacas, confusión, derrames cerebrales, convulsiones, coma y muerte.

Diazepam: Es un ansiolítico empleado para tratar algunas enfermedades psiquiátricas y convulsiones. Puede generar adicción, sueño profundo, debilidad muscular, disminución de la frecuencia cardíaca, paro cardiorrespiratorio y coma

Atropina: Es un medicamento útil para problemas cardíacos, sin embargo, es introducido engañosamente para generar una sensación de sed que obliga al cuerpo a pedir constantemente agua y así provocar un efecto diurético.

Aloína: Es un laxante derivado del áloe con información poco rigurosa de su utilidad; está asociado al riesgo de generar cáncer.

“La mezcla de estas cinco sustancias resultan en un cóctel que daña a la salud y que puede ser letal”, alertó.

La Cofepris recibió más de 800 reportes de pacientes que presentaron reacciones adversas y fueron ignorados durante años. En sexenios anteriores, este medicamento se registró con prórrogas hasta en dos ocasiones de forma anómala. Además, a pesar de las irregularidades, se benefició de una vigilancia permisiva.

“Ya no se va a permitir su uso y no se trata solo emitir un fallo y que lo sepa el laboratorio o los distribuidores, lo mejor es que lo sepa la gente (…) para que ya no se siga consumiendo porque al parecer es un producto que se consume bastante. (…) Es mejor siempre prevenir que curar”, afirmó el jefe del Ejecutivo.

La comisionada de Operación Sanitaria de Cofepris, Bertha Alcalde Luján, expuso la red de colusión que mantuvo este fármaco en el mercado mexicano por 24 años, que incluye el posible involucramiento de exfuncionarios del sector salud.

Entre las acciones realizadas a favor de la salud del Gobierno de México, se encuentran la verificación de la planta y cadena de distribución, una denuncia penal por cohecho, se reunió a un equipo de científicos de Cofepris para evaluar sus riesgos, se inició la autorización en proceso de revocación y ahora sigue la supervisión del retiro del mercado y destrucción del producto.

“Esta decisión es ejemplo de que el combate a la corrupción puede salvar vidas”, acotó.

Su distribución involucraba a una red de farmacias a nivel nacional y consultorios para la venta de medicamentos; la prescripción masiva de medicamentos por vía telefónica o plataformas web con recetas prellenadas y soborno a autoridades.

Kommentarer


8M_3.jpg
8M_3 (1).jpg
bottom of page