728x90.jpg
  • Aficionzac

Diana Avril “Pucka”, zacatecana que ha trascendido fronteras a través del arte urbano

- A Diana Avril la conocen como Pucka, ella es la menor de tres hermanos. Nació en Guadalupe, Zacatecas y ha convertido el graffiti en su forma de expresión y en una herramienta de lectura que le distingue de las jóvenes de su edad, por ejercer de manera extraordinaria una manifestación en la que mayormente incursionan los varones.

A Diana Avril la conocen como Pucka, ella es la menor de tres hermanos. Nació en Guadalupe, Zacatecas y ha convertido el graffiti en su forma de expresión y en una herramienta de lectura que le distingue de las jóvenes de su edad, por ejercer de manera extraordinaria una manifestación en la que mayormente incursionan los varones.


Zacatecas posee una vocación artística que le ha posicionado y reconocido a nivel nacional e internacional como un semillero y detonante de creadores y artistas, en diferentes planos y disciplinas.


Esa vocación es un aspecto importante para regenerar el tejido social, a través de la cultura y las artes, así como en expresiones urbanas en las que los jóvenes han volcado su talento y su sensibilidad expresiva.


A muy temprana edad, Avril desarrolló un profundo interés por el arte de la pintura libre, pero su atracción no se centró en el estado de cantera, sino en una de las ciudades fronterizas de México, al sur de California: Tijuana.


“Mi acercamiento con el graffiti fue muy bonito, porque lo conocí en Tijuana. Me acuerdo que tenía como ocho años y veía los graffitis pintados en toda la línea fronteriza entre México y Estados Unidos. Y le decía a mi mamá: ¡Me gusta eso!, ¿por qué yo no sé hacer eso? Después, en la secundaria, conocí compañeros a los que también les gustaba y comencé a dibujar”, recuerda.


Diseñadora gráfica de profesión, la preparación de Avril en el arte urbano fue de manera empírica; su evolución fue paulatina hasta llegar a relacionarse con personas que trabajaban dicho estilo de manera profesional y con una perspectiva ajena de estereotipos, convirtiéndose en un elemento clave para reconocer lo que en el entorno sucede.


Posteriormente, llevó su quehacer muralístico a otra técnica, al arte de la piel: el tatuaje, con el que combina su pasión primigenia. Para Pucka la presencia de las mujeres en este peculiar estilo es escasa, debido a prejuicios sociales, aunque, asegura, también prevalece el desinterés de la mujer por la “pinta”.


“Yo recibí, incluso, comentarios de mi familia de: – ¡¿cómo crees que vas a estar haciendo eso si eres mujer, eso es de cholos?!; pero, realmente yo creo que toda actividad así, se llame arte, deporte o música, lo que realmente importa es que te guste y que te llame a desarrollarlo. No hay presencia de la mujer no por falta de capacidad, sino por falta de interés o gusto”.


En el aspecto laboral, la artista refirió no existir discriminación alguna por parte de sus compañeros; por el contrario, son solidarios y siempre respetan la representación femenil de Avril.


El arte urbano le ha generado a Avril un cúmulo de experiencias y vivencias, no sólo en un aspecto estatal, sino nacional e internacional. “El graffiti me ha dado muchas vivencias muy buenas, por ejemplo, participar en eventos internacionales como elMeeting of Styles: International Street Art & Graffiti.


Ha ganado el Premio Estatal de la Juventud Zacatecas, en la disciplina de graffiti; Participó en el Meeting of Favela en Brasil y ha tenido participaciones en la Ciudad de México, en eventos de talla internacional, donde pudo conocer a diferentes mujeres que realizan esta expresión artística.

Turismo Genérico Banner 2.png
Captura de Pantalla 2022-10-11 a la(s) 1.33.44 a.m..png
WhatsApp Image 2022-11-10 at 8.33.05 PM.jpeg
313422917_188341320370537_7980324452997322040_n.jpeg